CÓMO ELEGIR TU MESA DE COMEDOR

CÓMO ELEGIR TU MESA DE COMEDOR

Seguramente te habrás hecho esta pregunta alguna vez en tu vida y muy probablemente no siempre hayas encontrado una respuesta clara a tu duda. Hoy en día en el mercado, e incluso bastantes años atrás, la oferta en cuanto a mesas de comedor se refiere es muy amplia y con muchas opciones para elegir. Esto, lejos de poder parecer una gran ventaja, a veces puede convertirse en todo un dilema, sobre todo siendo un mueble tan funcional para el comedor o salón comedor, el lugar de nuestros hogares donde posiblemente pasamos más tiempo.

Para ayudaros un poco en este asunto y dar un poco de luz a la elección de una buena mesa de comedor, en este artículo vamos a explicaros los tipos de mesas que podéis encontrar en el mercado y cuál de ellos sería el ideal según las condiciones de vuestro comedor.

De entrada y antes de abordar el tema por completo, queremos aclarar, que la elección de la mesa puede ser algo determinante, una mesa demasiado pequeña puede acarrearnos problemas y una muy grande quizás sea innecesaria. Por esto, hoy en día, tenemos a nuestra disposición muchas opciones que solventan este tipo de situaciones.

Lo que tendremos que tener en cuenta a la hora de elegir una mesa de comedor es lo siguiente: tamaño, forma y patas. Como extra también podemos elegir materiales y acabados, aunque esto al final es algo mucho más subjetivo y personal.

FORMAS

A día de hoy las formas de las que disponemos en el mercado son: redonda, ovalada, cuadrada o rectangular. Esta elección viene un poco determinada por el tamaño y la forma de nuestro salón comedor. También es importante ver cuánto espacio queremos utilizar para la misma, porque quizás tengamos un comedor muy grande pero preferimos ocuparlo con un gran sofá u otro tipo de mobiliario.

Redonda: Ideal para ocupar una zona central y reducir un poco el espacio que ocupa gracias a que no tiene esquinas, aunque es una mesa que encaja tanto en espacios pequeños como en salones más grandes. Es un tipo de mesa en la que los comensales podrán tener una comunicación fluida y mirarse a los ojos sin problemas durante las comidas.

Ovalada: Este tipo de mesa de comedor hace una fusión perfecta entre la funcionalidad de las mesas rectangulares y la líneas curvas de una mesa redonda evitando las esquinas. Es una mesa ideal para salvar zonas de paso estrechas, por ejemplo. Es un tipo de forma bastante elegante y original.

Cuadrada: Con este tipo de mesa ya consigues una superficie más amplia y adaptable para ciertos rincones que queramos ocupar. Enfocarse en el diseño de interior es algo más fácil con las mesas de comedor cuadradas. Con estas, igual que con las redondas, los comensales podrán verse cara a cara y mantener conversaciones más fluidas.

Rectangular: Por último las mesas de comedor rectangulares. Quizás sea la mesa más habitual de un salón comedor si se dispone de espacio suficiente. Estas mesas dan mucho juego si en tu hogar soléis ser muchos comensales a menudo.

TAMAÑO

Para centrarnos en el tamaño tenemos que hablar antes de las mesas de comedor fijas y las mesas de comedor extensibles. Las fijas, como el propio nombre indica, tendrán el tamaño que elijas para siempre, así que tendrás que tener muy bien medidas tus necesidades, tanto de espacio como de número de comensales habituales. Las extensibles, en cambio, podrás hacerlas más grandes cada vez que tus necesidades lo requieran y esto supone poder adquirir de entrada una mesa más pequeña y ocupar menos espacio en nuestra estancia.

Que nos decantamos por una mesa fija, pues toma tus medidas y busca en el mercado aquella que mejor se adapte a tu espacio. Podrás elegir mesas en diferentes acabados como madera, cristal, metal… y de cualquiera de las formas que antes hemos mencionado.

Si por el contrario nos vamos a por una mesa extensible, debemos saber que existen distintos tipos de extensiones.

Extensión radial: Muy típica de las mesas redondas, se extiende sólo la superficie manteniéndose la pata central en el mismo sitio.

Extensión central o mariposa: Este tipo de extensiones vienen ocultas dentro de la propia mesa y suelen estar en el centro, aunque hay modelos que se extienden de los laterales, siendo estas últimas algo más inestables al no tener un apoyo. Algunas son flexibles y adaptan bien el hueco de la extensión. Normalmente serán necesarias dos personas para abrirlas bien.

Extensibles por giro: Estas son una mezcla de las extensibles redondas y las extensibles por los laterales del tipo mariposa.

Extensibles con piezas extra: Este tipo de mesas de comedor son extensibles mediante piezas que se guardan fuera de la mesa. En este caso tendrás que disponer de un pequeño rincón para guardar esas extensiones a parte.

Extensión de libro: Las extensibles con apertura de libro son más habituales en nuestras cocinas pero puede darse el caso también en tu salón comedor. Como su propio nombre indica estas mesas se abren como un libro y te dan de más en extensión normalmente el mismo tamaño de la mesa.

PATAS

Tener en cuenta las patas también es algo primordial si no queremos después tener problemas en cuanto a la funcionalidad de la mesa.

Hoy en día, gracias al diseño, tenemos gran variedad de patas. Disponemos del típico pie central, el cual es uno de los más cómodos para los comensales, hasta patas con formas y estructuras que parecen imposibles. En todo caso deberemos saber qué es lo que queremos y/o necesitamos.

En el mercado tenemos mesas con patas en los extremos (estas son las más comunes), patas laterales, patas de caballete (quizás las menos funcionales e incómodas) y patas retranqueadas.

Las patas de la mesa también irán un poco en función de la forma y el tamaño escogidos.

MATERIALES Y ACABADOS

Aunque, como dije antes este es un punto más subjetivo, ya que dependerá de los gustos de cada uno y de la decoración que busquemos para nuestro salón, creo que hacer una pequeña introducción nunca viene mal.

En cuanto a los acabados de una mesa de comedor, en el mercado hoy en día tenemos mesas de madera, de cristal, con acabados metálicos… Disponemos de mesas de comedor más robustas como el roble o maderas aglomeradas (más económicas), con diferentes tonos y colores (wengué, haya, cerezo... ). Mesas con estructuras metálicas en tonos plata, cobre, negros… y mesas de cristal no necesariamente transparentes ya que existen las mesas de comedor con sobre de cristal ahumado o de colores.

Esta última elección, como decimos, ya dependerá de tus gustos y de la decoración del salón comedor de tu casa.

Para finalizar, recuerda siempre tener muy claras cuales son tus necesidades y gustos ya que una mesa de comedor puede durarte muchos años y cuando mejor se adapte a ti, mejor uso y funcionalidad le darás.

Todos los comentarios

Dejar comentario