LA DISTRIBUCIÓN DE UN SALÓN COMEDOR

LA DISTRIBUCIÓN DE UN SALÓN COMEDOR

Si has llegado hasta este artículo es muy probable que te encuentres en ese preciso instante en el que tienes que decorar tu salón comedor y no sabes muy bien por dónde empezar. Uno de los principales dolores de cabeza a la hora de enfrentarnos a esto, es la distribución, ¿como debo distribuir los muebles y elementos decorativos en el espacio del que dispongo? Y si tu salón comedor además tiene una forma irregular la cosa puede llegar a complicarse bastante.


¿Qué formas puede tener tu salón?

Pues un salón comedor puede ser irregular, con forma de L, cuadrado, rectangular e incluso circular. Lo primero, para determinar una buena distribución, es coger papel y boli y dibujarnos un plano en papel en el que indiquemos donde están ubicados todos aquellos elementos fijos como ventanas, puertas, columnas, enchufes, antena de televisión, etc. Después, será muy importante, que toméis medidas y las dejéis reflejadas en el plano, incluso la del rincón más pequeño, lo interesante aquí es aprovechar cada espacio.

Ejemplo de plano realizado a mano alzada.

Una vez tengáis el plano finiquitado hay que hacer una especie de baremo entre nuestras necesidades, lo que queremos y el espacio del que disponemos. Aquí es cuando entra en juego también la forma que tenga nuestro salón comedor. Hay que ser realistas y recordar que menos siempre es más.

Sea cual sea la forma de nuestra estancia habrá una serie de requisitos indispensables que tendremos que tener en cuenta a la hora de distribuir todo el mobiliaro:

1. Muy importante dejar zonas de paso libres y con suficiente fluidez y espacio.

2. No tapar nunca las ventanas, es aconsejable poder disfrutar al máximo de la luz natural que por ellas entre, sobre todo en espacios pequeños y a su vez no poner la televisión paralela a ellas o no veremos nada por los reflejos.

3. No sobrecargar las paredes ni desaprovechar aquellas que sean irregulares, estas últimas con una mano de pintura diferente al resto puede ser un toque de distinción muy elegante.

4. En los salones pequeños será de mucha utilidad apoyar el mobiliario, como por ejemplo el sofá, directamente en la pared, esto te dará una zona de paso óptima.

5. Y por último, si diferenciamos entre dos estancias, salón y comedor, es aconsejable que la zona comedor quede más próxima a la cocina.

SALONES RECTANGULARES O CUADRADOS


Los salones comedores más comunes son aquellos con forma rectangular o cuadrada. Estos suelen ser los más fáciles de distribuir y decorar. En dependencia del tamaño podremos diferenciar dos zonas claramente, esto podéis conseguirlos poniendo el sofá de espaldas a las sillas del comedor. Por un lado el tendríamos el salón, donde ubicaremos el sofá, mesa de centro y televisión y por otro la mesa de comedor con sus sillas.

Es importante, tanto en este tipo de forma, como en las otras, que lo primero que ubiquemos sea el sofá. Esta suele ser la pieza más grande y voluminosa y a su vez la más esencial en cualquier sala de estar. Partiendo de esto y controlando bien las medidas de nuestro plano, se trataría de ir realizando un puzzle con nuestras piezas, en este caso el resto de muebles. Y recuerda que es importante que haya espacio para la libertad de movimiento.

SALONES CON FORMA DE L


Un salón comedor con forma de L, de base, es una ayuda para diferenciar de forma automática la zona de salón y la zona de comedor. Los salones con forma de L suelen tener más problemas de luz, los cuales puedes solventar ubicando la zona del sofá más próxima a las ventanas. Un sofá rinconero o dos sofás pequeños pueden ser tu grandes aliado para aprovechar uno de los rincones de este tipo de salones. 

También, suelen tener un pequeño espacio, que muchas veces se desaprovecha, aquí, hay que ser creativo y utilizarlo para montar un pequeño rincón de lectura, por ejemplo. La mesa de comedor, es conveniente que la intentes colocar en la parte más larga de la L, sobre todo si necesitas espacio de paso y si tu comedor es el lugar de reuniones familiares habitual. Para aprovechar al máximo el espacio otra opción para este tipo de salones es ubicar estanterías bajas, que ocupen poco y aprovechen esos espacios que podemos encontrar por ejemplo bajo los ventanales.

SALONES IRREGULARES O CIRCULARES


Pasemos ahora a los salones irregulares. Estos son menos comunes, como los circulares, pero existen y también hay que poder abordarlos. En este caso para poder diferenciar dos zonas deberemos trazar una línea imaginaria que una los dos puntos más distantes de la estancia. Después se tratará de ubicar los muebles principales de cada zona, salón y comedor, en los extremos de esta línea.

Una de las cosas que más nos puede costar en este tipo de salón comedor es la elección de los muebles debido a esas formas irregulares. Aquí entra un poco en juego, no solo la forma si no también los metros disponibles. Los muebles más voluminosos los tendréis que colocar en las paredes más alargadas. Si queremos tener un sofá en forma de L, habrá que ubicarlo en aquella pared que tenga la misma forma. En esa misa pared también se puede optar por colocar un sofá con dos butacones, creando una forma de u o elegir un sofá rinconero con forma semicircular, todo esto dará sensación de movimiento.

Por suerte hoy en día en el mercado existe gran variedad de muebles y estilos y es muy probable que podáis haceros con muebles irregulares que acompañen a las formas de vuestro salón, esto os facilitará mucho la tarea de la distribución. Aquí, por ejemplo, en MB Decora tenemos un amplio catálogo de muebles para salón comedor.

Otra de las peculiaridades de los salones irregulares es que a veces tienen columnas o pilares en el medio a las que no sabemos encontrarles utilidad e incluso nos desentonan a la vista. Pues bien, es importante que dejemos de verlas como inconveniente para sacarles el mayor partido posible. Las columnas, dependiendo de cómo sean y estén ubicadas pueden utilizarse para instalar unas baldas a modo de estantería, se pueden usar como elementos delimitadores o diferenciadores de zonas, pueden ser un buen soporte para construir un armario… La importante aquí es sacarles el mayor provecho posible.


En definitiva, siguiendo un poco una serie de normas básicas en decoración y adaptando lo que necesitamos, lo que queremos y de lo que disponemos, es posible conseguir una distribución ideal para cualquier tipo de salón comedor. Esperamos haberte ayudado con todas nuestras especificaciones y que si tienes alguna duda nos la dejes en los comentarios, haremos todo lo posible por ayudarte.

Todos los comentarios

Dejar comentario